Escríbeme

olmoluz@gmail.com

domingo, enero 21, 2018

DANIEL CANOGAR, FLUCTUACIONES

                         
               Para Diego que también toma parte en esta exposición


                        














En la sala de ARTE CONTEMPORÁNEO  de la Comunidad de Madrid, Alcalá 31, os podéis encontrar con esta exposición donde las nuevas tecnologías,  están al servicio del arte y donde  el tiempo y sus fluctuaciones son tan veloces  que aquello que nos sorprendía en el  ayer  más inmediato, hoy se encuentra en los puntos de reciclaje. 

La podéis ver hasta el 28 de enero. A nosotros nos encantó. 
(c) fotos Luz



domingo, enero 14, 2018

LA NOCHE QUE NO PARÓ DE LLOVER

(c) Foto de Arturo Ledrado


La noche que no paró de llover, es una novela donde la psicología tiene un gran protagonismo porque su autora, Laura Castañón, escribe sobre sensaciones, emociones y sentimientos que gobiernan la vida de sus personajes, en especial de las cuatro protagonistas: Valeria, Laia, Emma y Feli, de esta historia situada en Gijón.

Valeria, la que más ha vivido, guarda un sobre que no se atreve a abrir, porque ella anda perdida, desde su infancia, en el miedo y la culpa que le ha ido grabando la sociedad en la que le ha tocado vivir y en especial, una madre castradora de su ser feliz. Por el contrario , su padre, la intenta liberar de tal lastre. Es hora de que ya con más de ochenta años, abra ese compartimento estanco que guarda y que tanto daño le ha hecho y le hace. Para ello busca ayuda en Laia, la psicoterapeuta enamorada de la también piscóloga Emma, por ver si puede liberarse de ese autocastigo que la oprime, intentando poder entrar en lo más profundo de sí misma, hasta llegar a su propia reconciliación.

Es en estas terapias donde Valeria, a través de la conversación y escritos, va soltando la sobrecarga que tanto le angustia y a su vez, el lector puede ir reconstruyendo, lo que fue y es la sociedad de una España que ha pasado por diversas fases: República, Guerra, Dictadura, Transición y la España actual. Al ir cambiando las personas va evolucionando toda la sociedad, unas veces con más acierto y otra con menos, dependiendo de la percepción y creencias del mundo en el cual se muevan.

Leia y Emma forman una pareja donde la vivencia de su amor, es la parte esencial en la existencia de su día a día. Ellas, situadas en la sociedad actual, son conscientes de su capacidad para que los sobres cerrados, se puedan ir abriendo y evitando de este modo, el daño que pudieran, como a Valeria, ocasionarles. Ellas, las dos jóvenes psicólogas, se van conociendo mejor y la felicidad, aunque sabemos que es efímera, viene con frecuencia a visitarlas.

Y queda Feli, a la que por circunstancias de la vida actual, le han robado la mejor parte de su nombre y anda resentida, porque en vez de mirar hacia delante, se complace en detenerse en exceso en el pasado, para buscar a través de sus retratos, una venganza que lo único que hace, es retroalimentar su rencor por haber perdido, esa felicidad que un día el azar, le arrebató.

Los sueños recurrentes y alguno lúcido, son otros de los principales protagonistas de esta historia que le van indicando a Valeria, sin ella ser consciente, las posibles soluciones para poder resolver, esa angustia, que durante tanto tiempo vive con ella desde los días con sus noches de un pasado ya remoto.

Y sí , es una historia de mujeres donde también existen como personajes, en apariencia más secundarios, otras mujeres emparentadas con las protagonistas, sin olvidar a los hombres. No es extraño que la autora haya escogido con preferencia a las féminas, para contar esta novela. Es sabido que nosotras, tenemos la suerte de no esconder tanto como los hombres, los verdaderos afectos. A ellos, por el contrario, les han amputado con frecuencia, la expresión de sus auténticos sentimientos. Por eso creo que esta novela con finales abiertos, tiene algunas claves para recorrer un futuro, donde hombres y mujeres vayamos creciendo poco a poco, como personas maduras e iguales, del mismo modo que lo van haciendo, quitando a Feli, los personajes principales, en el recorrido de sus bien cumplidas 400 páginas, -aunque yo quitaría algunas de ellas, no por su contenido, si no por su repetición en los conceptos-, en ese fluir de la conciencia que tiene su aparente estructura caótica de La noche que no paró de llover.

Luz del Olmo

miércoles, enero 10, 2018

HAIKUS DE INVIERNO

                                        Lomas pequeñas
                                        en azul, blanco y verde,
                                        no suelo ver.
                                             
                                                 
Mientras camino,
los árboles desnudos,
 me irradian sombras. 



Necesita el árbol,
en este día azul,
rayos de sol.
En el asfalto
la nieve se ha perdido,
dejando huellas.


Azul  y blanco.
Imagino los surcos
del color pardo.




Mira la viña
su suelo albo y  frío.
¿ Tendrá buen vino?



(c) Fotos Luz del Olmo 
(c) Haikus Luz del Olmo




domingo, enero 07, 2018

POEMAS DE OTROS DÍAS

Julio Plaza 'Poeítica : Julio Plaza 1969/1977', 1977


 (c) Julio Plaza 'Poeítica : Julio Plaza 1969/1977', 1977


No puede durar eternamente,
esa oscuridad que almacena la noche.

Hojas perdidas cambiando formas,
volverán  a posarse en lo inmutable.

Él, buscador y caminante inagotado,
recorrerá paso a paso, 
la nada del desierto y creerá ver:

Borbotones de espuma intercambiable .

Penetraciones de puntos luminosos.

Esferas saltando en los oasis.

Trozos del espejo que un día fue virgen.

Secos surcos conduciendo a alguna parte.

Diminutos astros entablando realidades....

Cogerá cada letra dispersa,
amasará en su mente una hogaza.
Tenderá, sin saberlo, el haz incontenible
y creerá haber disuelto, 
de una vez y  para siempre,
todo el mar que agita,
su prolongada noche. 

 (c) Luz del Olmo 


miércoles, enero 03, 2018

LA NOCHE QUE NO PARÓ DE LLOVER

 




Confieso que no he leído apenas nada de La noche que no paró de llover  de  la escritora asturiana Laura Castañon. No obstante, me atrevo a escribir estas cuatro letras, prometiendo que en la próxima entrada, haré un comentario con más conocimiento de causa.

La noche que no paró de llover , indaga en los secretos de la mente de   la anciana Valeria y su pasado. 

La noche que no paró de llover,  navegará  por el inconsciente, en la vida de esta mujer burguesa.
  
La noche que no paró de llover, calarán gotas en distintos tonos, para vestir el mal,  culpa y  perdón.

La noche que no paró de llover,  las  mujeres enlazarán sus vidas y el cielo vestirá gris en Gijón. 
 

La noche que no paró de llover, ¿despertará  emoción en mi lectura, al evocar las letras de sus páginas?

Dentro de una semana lo sabré y ya lo dejaré escrito por aquí.


sábado, diciembre 30, 2017

UN PASEO POR EL MUSEO DEL PRADO EN NAVIDAD

                                          Resultado de imagen de Cai Guo-Qiang

El jueves de esta semana, el día amaneció nublado en Madrid, pero la temperatura no  era fría y  más o menos, agradable.

Habíamos quedado a las once en el  Museo del Prado en la puerta de Goya. David y yo llegamos un poco antes y la cola ya era considerable. La encargada de vigilarla nos indicó que fuésemos  mejor a la  puerta de Murillo. Así lo hicimos y efectivamente pudimos entrar sin problemas. 

Faltaban nuestras acompañantes. Después de las oportunas comunicaciones móviles, decidimos esperar dentro y dejar pasar a los que nos precedían, la mayoría extranjeros, sonriéndoles ante su actitud de sorpresa.La entrada a las escaleras de la pinacoteca era bastante lenta. Ya sabéis, escáner, arco detector, recoger los bártulos, alguna que otra pitada, comprar las entradas...Después de unos veinte minutos, pues ya se había empezado a formar otra cola en esta puerta, aparecieron Esther y Mari. 

Nos fuimos directas a ver la exposición : El espíritu de la pintura, del pintor chino Cai Guo-Qiang. Esther me había hablado de ella y no le importaba volverla a ver. No me extraña, yo también quiero repetir. Es impresionante su pintura hecha con pólvora. Establece un diálogo con los grandes de la pintura española Velázquez Goya ...y en especial con El Greco, creando unos cuadros que cuanto más los miras, más, te introduces en ellos y empiezas a relacionar sus colores y formas para encontrar esa conversación entre pintores unidos en un mismo espíritu.

En una de las salas de la exposición se proyecta un documental,  dirigido por Isabel Coixet, donde se va narrando  el proceso creativo que ha  realizado su autor  para hacer esta exposición y que  resulta muy interesante.

Hay tiempo para verla está hasta el 4 de marzo del año que va a empezar.

Como aún teníamos tiempo, decidimos ver por enésima vez la sala del Bosco. Imposible volver a admirar El jardín de las delicias, con tranquilidad. La cabezas se agolpaban y así no se puede apreciar una obra de arte.

Pasamos a ver la exposición de Fortuny. También lleno. Había que pedir hora. La decidimos para  las cuatro de la tarde y  así poder salir al exterior,   buscar un lugar para comer y juntarnos con Julio que andaba de investigador  en los archivos.

El restaurante que elegimos  por allí cerca,  a tope, y eso que aún no eran las dos. Cuando salimos, había cola para entrar. Madrid en estas fechas está  lleno de paseantes. ¡Menos mal que han restringido el tráfico!

Volvimos al Prado a nuestra hora, para ver  la exposición antológica de   Mariano Fortuny. Admiramos  cuadros al óleo donde la luz tiene un gran protagonismo, reflejando diferentes aspecto de la realidad del siglo XIX  y los lugares donde vivió o visitó. También pudimos admirar las copias de las obras de arte  y antigüedades de sus  propias  colecciones y otras venidas de diferentes museos y las que posee el Prado.

Esta exposición también la podéis ver hasta el 18 de marzo  y creo que merece la pena, aunque a nosotros nos impresionó más la primera . 

Fue un día genial y en buena compañía.






lunes, diciembre 25, 2017

ADIÓS EDITH

Me enteré ayer, día de Nochebuena.Ella  se fue un día antes, el 23.

Conocí a  Edith  Checa, periodista, escritora, poeta, presentadora de radio y televisión, en la tertulia Gerardo Diego, del Café de Oriente. Llegó con sus poemas y nos los recitó con su voz potente,  cadenciosa y a la vez dulce y llena de armonía, encandilándonos a todos  los que nos hallábamos en el regio salón.

Con el tiempo supimos de su vida, muy parecida a una novela que más tarde publicó: El color del albero,  sin saber que era premonitoria en relación a su gran amor de juventud,  y que con el tiempo, se convirtió en su actual marido.  También nos contó  su  fascinación por Getrudis Gómez de Avellaneda y cómo la encontró por un cuadro en un sueño.

Fuimos conociendo a la locutora  que trabajaba en la radio de la UNED, emitido por Radio3 de RNE, con su programa: Rincón literario: tus poemas por las ondas e Informativo Universitario,  y más tarde, de sus entrevistas a los grandes poetas del momento: Claudio Rodriguez, José Hierro, José Agustín Goytisolo, José Ángel Valente... entre otros, en un programa de TVE2,Internacional: Rincón literario y Ayer y hoy en la poesía.

También coincidí con ella, pero menos, en la tertulia  Versos pintados del Gijón y cuando ya se estableció en Sevilla, venía con frecuencia hasta Madrid.  Era entonces cuando me  mandaba algún e-mail o me llamaba por teléfono y  nos veíamos. Nos  gustaba  hablar de esto y aquello y en especial de  poesía. Recuerdo la alegría de su rostro al comunicarnos  que había sido seleccionada su novela No me pidas silencio para el  premio Herralde.
  
Compartimos el deseo de escribir para los lectores más pequeños y su cuento Los misterios de la casa de mi abuela fue uno de sus más leídos. Ella me llevó a publicar en la página  de Internet  de la editorial Badosa. También compartimos versos en la  antología: De sombra y sueño, de nuestro común y querido amigo, el poeta  Teodoro Rubio.
                                 
Sé que tuvo una gran vida literaria en Sevilla, su ciudad natal . La asociación Ana Bella, sabe muy bien  todo  lo que hizo por las mujeres maltratadas. También nos invitaba a asistir a los eventos que allí se celebraban, todos relacionados con la poesía y en especial, con su admirada Tula. Las sevillanas y sevillanos bien la conocen.

En el tiempo que estuvo enferma la vi  algunas veces, unas en la clínica y otras, con motivo de la presentación de sus  últimas novelas: La luna nos abandona, Las santas no se suicidan y El objeto habitado. Mi último encuentro con ella fue  en la Feria del Libro de Madrid. Me contó que estaba resignada, que sabía se iba a morir y que lo tenía aceptado. Siempre me ha admirado su fuerza y valentía para afrontar la vida, pero aquel día de mayo, me dejó sobrecogida por  su forma de mirar cara a cara a la muerte.

Edith, siempre te recordaré, eras  y eres, una gran poeta y ahí están tus versos para recordarlo, y en especial eras una mujer luchadora digna de admiración. No fuimos  amigas íntimas,  pero sí  conservamos en los años y la distancia una cierta amistad, por eso me duele tu pérdida.

Adiós, Edih, buen viaje. Seguro que ya te encuentras en un buen lugar.

Os dejo algunos enlaces donde podéis mirar más sobre la vida y la obra de esta gran mujer que fue Edhit Checa.

Edith Checa - Wikidata

VERSOSPECHOSOS de Edith Checa

Badosa.com - Navegador poético